viernes, 11 de enero de 2008

Memento...

Memento, qué gran película, de esas que te hacen pensar... y pensar... y pensar... y en el último instante le dan un bofetón a tu cerebro y te quedas pasmao al descubrir el giro de los acontecimientos.
Las imágenes, los cortes y los retrocesos... parece una locura cuando en realidad cada escena está cortada en su lugar más preciso, porque así es como debe pensar alguien que, en cuestión de segundos, olvida lo ocurrido. Cuando la ví por vez primera pensé: "qué duro debe der vivir con ese tipo de amnesia!"

Si desapareciera de tu mente todo lo bueno que hay en tu vida, qué harias?? Como decía J.Luis Borges: "Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos". Hubo un tiempo en que me olvidé de aquello que queria, de luchar hasta el final, de ser feliz al fin y al cabo... para cuando me dí cuenta me lo tuve que tatuar en la cadera (como en memento) para no volverlo a olvidar, y NO se me olvida, NOOO, jajaja... nunca mais!!

1 comentario:

Madre Cuervo dijo...

Lo siento niña pero no puedo contestar al test sobre el sexo porque falta "Sería imposible" ya que el onanismo no cuenta... Besines