martes, 28 de octubre de 2008

Sibaritas


Tengo un saquito de... sal negra! Un saquito chiquitín, claro, pero a caballo regalado... no le miraré el colmillo, jajaja! Para gustos hay colores, y para paladares de buen bolsillo, estooo :o)! La sal negra proviene de la isla de Molokai, Hawai, y se procesa manualmente mediante un secado al sol sobre rocas de lava y carbón vegetal activo, lo que le da el color característico. Es muy apreciada por los grandes chefs de todo el mundo y dicen tiene excelentes propiedades digestivas y antitóxicas. Habrá que probarlaaa, ;p no?