miércoles, 12 de noviembre de 2008

Adaptación

... Como dijo mi gran amigo-desconocido (pero graaande al fin y al cabo) Xexu, poco a poco me iré adaptando a este nuevo lugar. Lo cierto es que he vivido en muchos sitios, pero las ciudades: Chicago, Paris, Barcelona, Londres, Viena, Milán, ... siempre fueron , para mí, una "zona de paso" (estudio, curro y veraneo), ahora tengo la sensación de que me quedaré aquí para siempreee, y como cantaban aquellos de Zaragoza: "para siempre me parece mucho tiempo".
Nunca he sido tan feliz como aquellos años que pasé en la masia de aquel pueblecito de Lleida, aunque hoy por hoy, creo que tampoco volvería. Echaba de menos el mar... y mé harté de las gallinas, jajaja! Aún así, suelo brindar por la experiencia vivida. Bueno, también brindo por los que no están: por los que no están aquí para disfrutarlo, chinchín! A lo que iba... que me subo por las ramas y ya estareis pensando que escribo copa en mano... deja de beber Sueeelen!! (I'm jokin')
Día a día voy descubriendo nuevos lugares de la city que hacen que me guste un poco más. Ya no exploro sola con Aaru, añoraba a mi sorrilla y volví atras a recogerla, -o juguem tots o punxem la pilota tuuu!- Hemos encontrado un parque escondido donde puedo soltarlos (sííí, ya sé que está prohibido, pero en mi opinión, también tendrían que ponerle correa a algunos niños... a algunoooos! -sigo bromeando- a 1/2 medias ) y a veces nos acercamos a la playa para que se echen unas carreras. Paseando-paseando dimos con uno de esos bares con solera, aquellos en los que los abueletes juegan al dominó en pequeñas mesas de mármol y los camareros parecen estar ahí desde la posguerra... qué cutreeee, pensaréis, a mí me encanta!! No puedo entrar con los perros, pero espero acercarme algún día con mi "niño de los gomets"... a ver si consigo enseñarle a jugar a la "butifarra"; se necesitan ocho manos para mover las cartas, si alguien sabe jugar, son los de ahí dentro. Los edificios siguen alucinándome, parezco boba, siempre mirando hacia arriba (seguro que algún día encuentro a otro tonto intentando descubrir lo que busco) no buscooo, observo: són verdaderas obras de arte! y el susurro contínuo de los deambulantes (porque allí no hay transeúntes, són deambulantes: juro que parecen zooombies, que cosa más leeenta, por Dios!), se suple con la musiquilla de los que tocan en las calles. El silencio de la gente por las mañanas se confunde con ruido, un ruido de todo y de nada... -sorolls de ciutat, que en diuen-, será cuestión de acostumbrarse (porque "a eso" no me dá la gana de adaptarme) cada uno es como es ;p
El otro día entré en una librería enorme, creo que sólo se me oía a mí... una, que es de pueblo, -uoooh, mira això, i això i aquest i aquest...els vull toooots!- tuve que taparme los ojos como los caballos. Y mi chico que hablaba bajito (porque él ya está más que adaptado) me decía: shsshsh... tú no puedes ser como todas las tías, que entran en un Bershka y cargan con 4 camisetas de 3 €uros,y se van tan felices a casa, nooo, tú tienes que enamorarte de los libros, y de tapa dura! Sí, es que es muuuy catalan, jejeje... aunque sé que, si pudiera, me los compraría todos (sólo por verme sonreir :o). Y yo seguía con mis manos cerca de la cara, como un niño pequeño imitando caracoles, porque si no, meto en la cesta "Saber perder" la novela, que hace ya mucho que lo andaba buscando, o el último de Eduardo Mendoza "El asombroso viaje de Pomponio Flato", o "Imprimatur" de los italianos Sorti& Monaldi... en un despiste de mi acompañante. Pero como no está la economía para según qué caprichos, seguiré visitando la biblioteca, por ahora, es el único refugio que he encontrado aquí.

En fin... Cosas buenas y malas, las hay en todas partes y yo cuento con alguien excepcional a mi vera, así que, en cuanto deje de lado mis prejuicios (sé que en el fondo no es más que eso) volveré a ser feliz. De echo, sólo con escribirlo, ya lo soy un poquito... :o)

6 comentarios:

XeXu dijo...

Doncs no sé quin és el dubte, només has dit coses bones, i al final dius que quan t'oblidis dels prejudicis podràs tornar a ser feliç? Però quan ho has deixat de ser? I a més, amb la persona que estimes al costat! I de la manera que en parles, ja és veu que és un gran paio, i a més, et té totalment enamorada. Va home, prou de queixar-se aquí!

Per cert, l'últim del Mendoza tampoc no val res...

Siberieee εïз... dijo...

Serà que em queixo de vici Xexu, o que estic avorrida, avorridíssima perquè no tinc feina i em passo els dies netejant i donant tombs. Dels prejudicis no en puc parlar per no ofendre ningú... però
tens raó: em toca somriure :o), que el noi dels gomets està al caure i no vull que em trobi amb aquesta cara de pomes agres, jajaja!

pd: No fotis que el llibre es dolent! noooooo...

Eli dijo...

Oh.. veig que hi ha moltes coses en comú, amb les que descrius...
No podria viure lluny del mar.. Però és Barcelona la ciutat que descrius??? Si? No?
aix... es que quan vaig venir a viure-hi , hi varen haver tantes coses que em varen cridar l'atenció... i tantes altres que encara no m'he acostumat a suportar: Una aquest "soroll de ciutat" com tu dius.....

Aixxx... quines coses, vinga dona... que malgrat els "prejudicis"... segur que hi ha moltes coses que valen molt més la pena!!!!
Petonets

Ah, i gràcies per les "recomanacions" !!!

Jordi Santamaria dijo...

Dicen que las casas de Mataró tienen un ladrillo basculante, recóndito en la estructura de la casa, que de faltar o corromperse hace venir la casa abajo, en una demolición irreversible.
Eso es lo que le puede pasar si no se hace con un ejemplar de Saber Perder antes de que se autodestruya este telemensaje, stop
Quite esa estúpida sonrisa de su cara, stop
1 sec
Me he quedao contigo. Nunca falla el quita esa estup sonrisa por escrito :p jejeje
Pues eso, que si no tienes ejemplares del incunable, de esa biblia veintiunesca, yo he comprado más de 10 para regalárselo a mis amistades y panaderos preferidos.
Así q , de con sonseguirlo, ya le daré uno, como apóstol de Trueba q soy
Amenn :D

Jordi Santamaria dijo...

*de no conseguirlo

Ayshane dijo...

Bella... más que bella...

me ha encantado...

besitos grandotes...